Recetas

Combinación explosiva para degustar el queso curado

 

¿Café con queso curado? ¿Miel con queso? Lo primero os resultará francamente extraño. Lo segundo seguramente no tanto. La mayoría de vosotros sabréis que los quesos casan muy bien con ingredientes dulces como el membrillo, las uvas u otras frutas dulces; frutas secas como las ciruelas pasas o los dátiles; y la miel o las mermeladas. De hecho, acompañar el queso manchego con miel o membrillo y nueces es una receta muy típica en Castilla. Y ya lo dice el sabio refrán: “Uvas con queso saben a beso”.
Yo os propongo una combinación muy explosiva para degustar el queso manchego. Disponed sobre una tabla o plato láminas de queso manchego curado, rociar con miel y espolvorear sobre él una pizca de café instantáneo o molido.

 

A mí me encanta el sabor fuerte del queso curado de oveja, la verdad es que no necesita acompañantes para resultar exquisito.  Sin embargo, el punto dulce aportado por la miel y esa nota amarga que de vez en cuando aparece en boca al topar con los granos de café…, ¡me parece una combinación fabulosa! Un “boom de sabores”, una “degustación rompedora”, para sorprenderse a uno mismo y maravillar a todos los miembros de la mesa.

¡Os animo a probarlo!