Nutrición

Como en colores. Colores para el corazón

¿Sabéis que vegetales mejoran la circulación de la sangre y la salud de nuestro corazón?

Si queréis lograr este propósito, os propongo incluir en vuestro carro de la compra verduras, frutas y hortalizas de color rojo, morado y blanco.

El rojo del licopeno nos protege frente a todo tipo de afecciones cardiovasculares. La estrella en licopeno es sin duda el tomate, no os privéis de él y sus derivados (salsas, tomate frito, tomate triturado, ketchup, zumos) pero también podéis encontrarlo en la sandía, cerezas, pomelo rosado, papaya y guayaba.

Los vegetales de color violáceo (berenjena, remolacha, col lombarda, rábano, arándanos, ciruelas, moras, uvas negras, etc.) disminuyen la inflamación vascular por su alto aporte en antocianinas, al mismo tiempo que ayudan a mantener la presión arterial en niveles óptimos.

Y los alimentos de color blanquecino son ricos en alicina y potasio, capaces de fluidificar la sangre y reducir el colesterol: ajo, cebolla, coliflor, champiñón, endibia, espárragos blancos, nabo, puerro, pera, melón, chirimoya.

Así que ya sabemos todos: “a comer en colores para un corazón de hierro” Yo me he animado con esta colorida ensalada para cenar:

 

 

  Canónigos

 

Tomate

 

Maíz

 

Remolacha

 

Huevo

 

Setas

 

Zanahoria
 

Y para culminar el poder cardiosaludable:

¡Oro líquido de aliño!  y buen chorrito de vinagre de manzana

Como veis muchísimos vegetales, muchísimas ideas, muchísimas posibilidades de crear platos en colores.

¡A crear, a divertirse y a cuidarse!