Recetas

Ensalada de col lombarda, manzana y zanahoria.

Cada vez que cojo una col lombarda más me maravilla su precioso color morado. LLega el invierno, meses de temporada de lombarda, época en la que la encontramos más sabrosa. Además, en estos meses de excesos, merece un lugar de excepción ya que nos ayuda a depurarnos y a controlar el peso debido a su efecto diurético, saciante y laxante.

Su sabor ligeramente dulce casa a la perfección con la manzana, ambas forman una clásica combinación en multitud de recetas.

Una verdura que nos trae muchas bondades. Os sugiero esta ensalada de col lombarda, manzana y zanahoria, llena de colorido, rápida, deliciosa, saludable.

Ingredientes (4 personas)

500 g de col lombarda

2 manzanas Golden medianas

2 zanahorias

50 g de uvas pasas

20 g de piñones

Para el aliño: 4 cucharadas de aceite de oliva, 2 cucharadas de vinagre de manzana, sal y pimienta al gusto

Modo de preparación

Retiramos las hojas externas de la col lombarda y cortamos en juliana. Cocemos hasta que esté al punto que guste, escurrimos y reservamos. Lo aconsejable es que no nos pasemos de cocción, ha de quedar al dente.

– Mientras se cuece la col, ponemos en remojo las pasas en un vaso con agua caliente. Pelamos las manzanas y las zanahorias y troceamos.

Escurrimos las pasas. Mezclamos la col con el resto de ingredientes en una ensaladera y aliñamos con la vinagreta. Esta ensalada se puede servir tibia o fría.

Comentario dietético

Los pigmentos que dan color a la zanahoria y col lombarda, betacarotenos y antocianinas respectivamente, son compuestos con una gran capacidad antioxidante. La col lombarda es muy rica en compuestos de azufre y en vitamina C, fantásticas propiedades para acelerar el proceso de renovación celular, proteger y renovar la piel, el pelo y las uñas.

Un plato bajo en calorías, con muchas vitaminas y minerales y buen aporte de fibra. Combina todos los beneficios de la col lombarda y la zanahoria, verduras y hortalizas, con frutas frescas como la manzana, frutas secas como las uvas pasas y frutos secos como los piñones.

Nuestro oro líquido pone el broche final, aceite de oliva, grasas buenas para cuidar el corazón. Además, nos alegra la vista. 

¿Algo más le podemos pedir a esta fantástica ensalada?