Recetas

Ensalada de sandía, queso feta y aceitunas negras

sandia-y-feta

Me encanta esta ensalada, ¡un plato para atrevidos! Espero que probéis esta receta, se prepara en 10 minutos, es muy fresca, apetece mucho en estas fechas y los colores tampoco os van a dejar indiferentes.

La propuesta combina la dulce sandía con dos ingredientes bastante salados, queso feta y aceitunas. Un buen aceite de oliva, zumo de limón y menta, sabores y aromas para sorprender aún más potenciando el frescor de la sandía. Visualmente no puede ser más bonita. No se le puede pedir más: nutre, refresca y emociona los sentidos.

 

Ingredientes (4 personas)

¡Os indico cantidades pero lo podéis hacer a ojo!

750 gramos de sandía

125 gramos de queso feta

50 gramos de aceitunas negras deshuesadas

Para el aliño: 3 cucharadas de aceite de oliva virgen, el zumo de medio limón y 1 cucharada de menta fresca picada (media cucharadita de menta seca en su defecto)

Sal y pimienta negra molida

 

Modo de preparación

Pelamos la sandía, si tiene pepitas se las quitamos. Cortamos la sandía en trozos irregulares del tamaño de un bocado y los disponemos en la ensaladera.

Partimos el queso feta en cubos y los añadimos a la ensaladera, al igual que las aceitunas negras.

Preparamos la vinagreta batiendo todos los ingredientes y aliñamos la ensalada.

Espolvoreamos con pimienta molida, probamos, corregimos de sal y añadimos un poco más de zumo de limón si hiciera falta.

 

Comentario dietético

Una ensalada muy refrescante. La sandía ya sabéis que es prácticamente agua, por lo que resulta muy ligera y ayuda a calmar la sed. Bien fría en estas fechas es un placer, por lo que nos podemos comer un buen plato. Es un alimento rico en carotenoides, los compuestos responsables de su color que ejercen un efecto antioxidante en nuestro organismo.

El famoso queso feta de origen griego es en esta ensalada el responsable del principal aporte nutritivo: proteínas, grasas y calcio. Es un queso de pasta blanda, con un contenido en grasa no tan elevado como los quesos más curados. Ideal en la preparación de ensaladas de estilo mediterráneo.

De las aceitunas y su aceite de oliva ya está todo dicho, una vez más gritar: “grasas buenas”

¡Qué lo disfrutéis!

Y como siempre, os animo a que viváis vuestra alimentación en todos sus sentidos, disfrutad del momento en el que preparáis vuestros saludables platos y os sentáis a comerlos. Hemos de tener siempre presente que no podemos actuar con indiferencia ante la acción más importante de nuestra vida, ¡alimentarnos!

Mirad, ¡Hasta podemos hacer un sandwich de sandía con queso feta! Un poco de rúcula, vinagre de módena y tenemos una original forma de presentar una ensalada.

 

sandia-feta