Gastronomía

Experiencias gastronómicas: Cantina Moctezuma, Madrid

El viernes pasado mi compañera de laboratorio y yo necesitábamos auténtica comida mexicana. Tengo pendiente una visita a La Taquería del Alamillo, un referente en Madrid para los amantes de la buena comida mexicana, pero ante la imposibilidad de hacer una reserva con tan poca antelación, me recomendó que visitáramos La Cantina de Moctezuma. Buena elección, salimos encantadas de este restaurante abierto hace apenas cuatro meses por dos ex del Alamillo.

 

Un local muy acogedor, los camareros muy atentos y simpáticos y el precio y calidad muy razonable. Y, ¿qué deciros de la comida? ¡Excelente! Comparto con vosotros mis impresiones pero, sin duda, os animo a que vayáis a daros un capricho gastronómico. Podéis juzgar el aspecto de los platos en las fotos que presento.

Guacamole con nachos

Dos buenas cervezas Negra Modelo para regar la comida y, como no puede ser de otra manera, empezamos con un buen cuenco de guacamole. La verdad es que a mi me cuesta pillarle el punto al guacamole. Naturalmente hay que partir de aguacates en su punto de madurez, pero luego las proporciones de cebolla, chile, lima, cilantro y sal hacen que des más o menos en el clavo. Este guacamole me pareció suave y exquisito. Unos nachos crujientes el acompañamiento perfecto.
También para compartir pedimos nopalitos queretanos, nopales acompañados de flor de calabaza, champiñón, queso fundido y maíz. El nopal es un tipo de cactus grande, como llamamos a la chumbera en España. Los mexicanos, una vez retiradas las espinas, lo utilizan en numerosas preparaciones culinarias. El nopal tiene un sabor característico, un tanto ácido, bastante marcado en este plato, ya que al tratarse de una ensalada los nopales se degustan cocidos ligeramente y con escasa condimentación. Me sorprendieron bastante los nopalitos queretanos, un plato fresco y con un sabor peculiar, interesante por descubrir.
Nopalitos queretanos
Pasamos a los platos principales: chiles en nogada y carnitas, dos especialidades de la carta.
Del chile en nogada deciros que… ¿Cómo describirlo? Uno de esos platos que te deja sin sentido, relleno de cerdo picado y cubierto con una salsa de nueces, granada y perejil. Deliciosa mezcla de sabores y texturas: el chile y su relleno, salado y ligeramente picante; la sofisticada salsa de nueces, una textura de espuma sumamente agradable en boca; los granos de granada, una explosión dulce repentina. El conjunto… ¡Probadlo! 
Chile en nogada
Os cuento brevemente la historia de esta preparación. Se trata de uno de los platos más representativos de la cocina mexicana, y la tradición cuenta que debe su popularidad a que fue servido durante el festejo en el que por fin se reconoció la Independencia de México. Así, el plato está adornado con los colores de la bandera: el verde del perejil que significa la independencia; la nogada o salsa de nuez blanca, representando la religión y los granos rojos de granada que simbolizan la unión.
Otro gran plato, las carnitas: carne de cerdo acompañada de pico de gallo, guacamole y frijoles y servido con sus correspondientes tortillas. Yo no soy muy carnívora y la verdad que disfrute mucho con el plato. El cerdo estaba buenísimo, sabroso y muy tierno, y pudimos probar el pico de gallo y los frijoles, dos de los aperitivos más tradicionales de la gastronomía mexicana.
Carnitas

Habíamos comido más que suficiente, pero siempre queda sitio para el postre. Nos dejamos aconsejar por el personal de sala y compartimos una tarta de tres leches. Un bizcocho suave y esponjoso, aunque la preparación quedó un pelín aguada en exceso para mi gusto.

Tarta de tres leches y café de puchero
El broche final: café de puchero mexicano (todo lo que lleve canela a mí ya me tiene conquistada) y un chupito de tequila invitación de la casa. ¡Y Ándele!
Cantina Moctezuma volveré. Me queda mucha carta por probar…