Gastronomía

Francis Paniego y su ‘Tondeluna’

 

Vuelvo con la ONDA BISTRONOMIC, con los gastrobares, con este nuevo formato de negocio culinario, con Francis Paniego y con su ‘Tondeluna’. Hace unos días que disfruté de una deliciosa y agradable comida en el nuevo local que Francis ha abierto en el centro de Logroño. Cumplió todas mis expectativas. Os describo mis impresiones sobre el espacio y sobre el almuerzo, que tuve la suerte de poder compartir con mi hermano. Una buena comida en buena compañía. Nada más que pedir.

EL ESPACIO
Al cruzar la puerta pude intuir que me esperaba una comida “diferente”. No hay reservas, pero se da comer a todo el mundo. Un cartel a la entrada lo anuncia y sugiere evitar las horas punta.
Aunque el comedor estaba lleno, el rato de espera se me hizo corto. Una amplia cristalera permite echar un vistazo a lo que está sucediendo dentro, logrando que comiences a empaparme de ese ambiente desenfadado del que parece  gozar el local. Me entretuve también con una exposición de dibujos infantiles. Un panel en la entrada mostraba numerosos folios pintados por niños. Dibujos y letras que hacían alusión al local, al cocinero, a su mujer, a la ciudad… Una idea que sigue la tendencia actual de los locales llamados multiespacios.
Una vez dentro, encontré un espacio novedoso, con un diseño al que no estamos acostumbrados, desprovisto del rigor de los restaurantes tradicionales. Presenta únicamente seis mesas largas, a modo de barras de bar, orientadas todas hacia la cocina. Cada una de ellas, dispone en la cabecera de otra mesa auxiliar, que permite completar cerca del cliente la preparación de algunos platos. La decoración está basada en el empleo de maderas laminadas y, a la espalda de las mesas y frente a la cocina, se dibuja en abstracto un bosque, con sus diferentes colores. Una de las “novedades” que más llamó mi atención, es el contacto entre los comensales y la cocina. ¡Tan sólo un cristal te separa de lo que ocurre dentro!
LA COMIDA
Se ofrece una carta con raciones y medias raciones, con creaciones tanto de cocina de autor, como de cocina tradicional. Puedes encontrar diversos entrantes, principales, postres y, por supuesto, también cuentan con una carta de vinos y bebidas. Plantean también tres posibles menús, una buena manera de poder degustar una mayor variedad de platos.

Nosotros, finalmente, elegimos a la carta. Pedimos varios platos al centro para compartir, intentando variar el tipo de cocina, los ingredientes, los sabores, la preparación culinaria…

Huevo de corral cocinado a 65º y frito con puntillas

Entrantes

VERDE QUE TE QUIERO VERDE sobre carpaccio de gamba, tartar de tomate y ajoblanco.
LAS CROQUETAS que mi madre nos enseñó a hacer
LAS PATATAS BRAVAS
HUEVO 65ºC con pimientos del cristal caramelizados y patatas de Santo Domingo
YOGURT de queso de Tondeluna, confitura de tomate y manzana verde

 

Yogurt de queso de Tondeluna, confitura de tomate y manzana verde

 

Las croquetas y las patatas bravas me parecieron deliciosas. Pequeños bocados de auténtico placer. Las croquetas tradicionales de Marisa, famosas croquetas del Echaurren.  Las patatas bravas, un plato de autor, la versión de Francis Paniego de las  bravas de Sergi Arola. Todo delicioso

La espuma de yogurt, proporcionaba una agradable sensación de frescura y ligereza en boca, un sabor suave del queso fresco con los tonos ácidos y dulces del tomate y la manzana.

Principal
¿Habéis oído hablar del “pan de cristal”? Es un pan dirigido fundamentalmente a hostelería. Se elabora de forma especial y el resultado es un pan buenísimo, muy tierno y que cruje al mordelo. ¡Los miembros de la mesa cercanos pueden oír el sonido de su crujido! Tiene una corteza muy fina y crujiente y, la poca miga con la que cuenta, está llena de agujeros, muy esponjosa. Imaginaros esta maravilla con solomillo, queso de Cameros y rúcula…
    PAN DE CRISTAL con solomillo, queso de Cameros y rúcula.
Postres
<!–[if gte mso 9]> <w:LsdE