Gastronomía

Los reyes traen carbón dulce

Como cada 5 de enero por la noche, la tradición nos hace esperar a los Reyes Magos. Espero que hayáis enviado vuestra carta a Melchor, Gaspar y Baltasar diciendo lo “buenos” que habéis sido durante todo el año. Si os habéis “portado mal”… sabéis lo que os toca, ¿verdad?
        Fuente: eladerezo.com

 

Carbón dulce de Reyes

De momento, ningún año los Reyes me han traído carbón, prometido. Lo que no quiere decir que haya sido buena durante todo el año pasado… ¡365 días de bondad es difícil!! ¿Os ha tocado recibir esta golosina?  

Pensando en ello, se me ha pasado por la cabeza si podría hacer carbón dulce en casa. Mañana de curiosidad. ¿Sabéis como se hace? Obviamente el carbón dulce contiene azúcar, pero es algo más que eso…

 

Origen de la tradición del carbón de Reyes

Cada año, durante la madrugada del día 6 de enero, los Reyes Magos acuden a las casas de los niños para dejarles sus regalos, del mismo modo que llevaron oro, incienso y mirra al niño Jesús. Pero, ¿por qué dejan carbón a los niños que se portan mal?

  • Una de las versiones sobre su origen, es una tradición muy antigua, cuando los obsequios de los Reyes Magos se limitaban a necesidades de la vida cotidiana (las cuales incluían el carbón). Así, Melchor traía ropa o zapatos; Gaspar se encargaba de regalar frutos secos, miel o requesón y Baltasar era el desafortunado al que le tocaba castigar a los niños con carbón.
  • Otra explicación de esta tradición se debe a Carbonilla, un personaje de la mitología de Navidad. Carbonilla era un paje de los Reyes Magos, encargado de vigilar a los niños durante todo el año para saber si habían sido buenos o malos, merecedores de juguetes o de carbón.


¿Cómo se hace el carbón dulce? 

En resumen, se trata de conseguir una especie de espuma que, cuando se enfría, se parece a un bloque de carbón.

  • El primer paso es preparar un glaseado real en frío. Para ello se mezcla una gran cantidad de azúcar glas con varias claras de huevo, unas gotas de limón y colorante alimenticio negro. Se remueve continuamente mientras se van incorporando los ingredientes al azúcar.
  • A continuación se prepara un jarabe también con agua y azúcar común, hasta que alcanza el punto de caramelo blando, lo cual sucede a 130º C aproximadamente. En ese momento, se retira del fuego y se añade el glaseado elaborado anteriormente.
  • Se debe remover en círculos continuamente y ver que el conjunto forma una especie de esponja que comienza a hincharse. Se sigue removiendo hasta que la espuma baja y de nuevo vuelve a hincharse.
  • Se vierte sobre un recipiente de gran tamaño para que pueda expandirse sin problemas. Al enfriar, la espuma solidifica y el carbón dulce está listo para comer.

En este vídeo podéis ver muy bien lo curioso que es el proceso de elaboración:

Si os interesa tener una visión más científica y profundizar en los procesos físico-químicos que intervienen en la elaboración, os recomiendo que visitéis este artículo en el blog Gominolas de Petróleo: “Los secretos del carbón dulce

Espero que si mañana encontráis carbón dulce en vuestra zapatilla sea acompañado de muchos regalos más.

¡Feliz Noche de Reyes!