Nutrición

¿Qué es qué? Definiendo zumos, néctares y bebidas refrescantes de zumos de frutas

 

Además de agua, beber zumos de frutas es una buena manera de asegurar la correcta hidratación de nuestro cuerpo. Sobre todo en verano, meses en los que sufrimos mayores pérdidas de agua, siendo necesario compensarlas con una mayor ingesta de líquidos. Los zumos de frutas no sólo nos hidratan. Al proceder de las frutas nos aportan energía en forma de azúcares, fibra –principalmente si los tomamos con su pulpa-, vitaminas y minerales.
Que el consumo de zumos de frutas envasados se ha disparado en las últimas décadas es conocido por todos. No tenemos más que acercarnos a la sección del supermercado donde están estas bebidas y durante unos segundos observar el lineal de productos. Ante nosotros tendremos un sinfín de envases similares que a la hora de la compra muchas veces nos crean confusión. Nos cuesta distinguir qué es lo que realmente estamos comprando… ¿es un zumo?, ¿es un néctar?, ¿es una bebida refrescante de frutas?

fruits-morning-kitchen

 

A menudo elegimos de forma automática, escogiendo directamente el producto que habitualmente compramos. Hay ocasiones en las que nos decantamos por productos novedosos que nos apetece probar. La publicidad, las promociones y el envase atractivo, pueden ser también otros “ganchos” que nos convenzan en el momento de la compra. Pero… ¿y si nuestra prioridad son los beneficios nutricionales que el producto nos aporta?
En la actualidad, los procesos de elaboración y conservación de los zumos comerciales están muy cuidados. Estos avances tecnológicospermiten que dispongamos de zumos que conservan casi todos los nutrientes de la fruta fresca en unas proporciones muy semejantes. La fibra, al quedar retenida con la pulpa, es el único constituyente que se pierde en una cantidad importante. Pero, hemos de saber elegir. Es necesario facilitar una mayor información al consumidor sobre las características y composición de estas bebidas. Que sepa lo que compra y que sepa lo que consume. Este es el objetivo principal del post que estáis leyendo.
Os aconsejo que siempre que podáis leáis bien la etiqueta. Si buscamos el término comercial con el que el fabricante define el productopodemos ahorrar tiempo. Cada uno de los términos ha sido definido legalmente por la legislación alimentaria [1]. Os los resumo para que los entendáis y los recordéis más fácilmente.
  • ZUMO DE FRUTAS: producto que se obtiene de exprimir frutassanas y maduras; frescas o conservadas en frío, de una o varias especies. Dentro de esta categoría la legislación española también incluye a los zumos de frutas a base de concentrado. En este caso, se obtienen incorporando al zumo de frutas concentrado, el agua extraída previamente en el proceso de concentración. Debe poseer similares características sensoriales y una composición equivalente al zumo obtenido directamente de exprimir la fruta.
Algunas de las denominaciones más comunes para los zumos, según los ingredientes empleados y/o el proceso de elaboración, son:
– Zumo natural: producto fresco que ha sido estabilizado por tratamientos físicos autorizados para garantizar su conservación. A escala comercial se conservan mediante pasteurización o esterilización –zumos pasteurizados o  UHT-.  El producto es tratado con calor para eliminar los posibles gérmenes adquiridos antes o durante el proceso de elaboración. Si el tratamiento se realiza de forma adecuada, el alimento y el sabor no se ven prácticamente alterados. Los zumos pasteurizados, al recibir un tratamiento térmico más suave tienen un periodo de vida útil menor, y necesitan una posterior conservación en refrigeración. 
– Zumo conservado: lleva incorporado algún aditivo conservante autorizado. 
– Zumo azucarado: incorpora edulcorantes, siendo el más común la sacarosa o azúcar común. 
– Zumo gasificado: llevan incorporado anhídrido carbónico.

 

Es muy importante que no confundáis el término zumo con néctar.
  • NÉCTAR DE FRUTAS: es el producto obtenido a partir de frutas trituradas a las que se les ha añadido agua, azúcar y ácidos de fruta. Se trata por tanto de un producto más calórico. La adicción expresa de azúcares a esta bebida ha de ser tenida en cuenta especialmente por personas diabéticas y por quienes deben controlar su peso.

 

Y ¿qué entendemos por bebidas refrescantes a base de frutas?
  • BEBIDAS REFRESCANTES A BASE DE FRUTAS: Son aquellas que se elaboran con agua potable –gasificada o no con anhídrido carbónico-, zumo de frutas, azúcares, agentes aromáticos naturales y aditivos autorizados. Hace tan sólo unos meses que una nueva norma regula los aspectos técnicos y sanitarios de las bebidas refrescantes [2]. Uno de los puntos más importantes que incluye es la obligación de indicar la cantidad de zumo de frutas que contienen estas bebidas. Ya podremos por tanto  leer el etiquetado del producto, para ver la cantidad de fruta que nos aporta, para verificar que estamos comprando, y no menos importante, para tener conciencia del precio que pagamos por ello.

[1]Real Decreto 1050/2003 de 1 de agosto, por el que se aprueba la Reglamentación Técnico Sanitaria de zumos de frutas y de otros productos similares destinados a la alimentación humana. Trasposición de la Directiva 2001/112/CE del Consejo de 20 de diciembre de 2001.

[2] Real Decreto 650/2011, de 9 de mayo, por el que se aprueba la reglamentación técnico-sanitaria en materia de bebidas refrescantes.