Recetas

Tarta de Zanahoria o Carrot Cake

 

Esta tarta está entre mis favoritas. No soy demasiado golosa, así que me parece perfecta.

Un bizcocho muy jugoso gracias a la zanahoria, sumamos la untuosidad del queso y el toque de limón… ¡un caprichazo!!

 

Ingredientes

Para el bizcocho:

  • 250 ml de aceite de girasol.
  • 250 g de azúcar moreno.
  • 3 huevos.
  • 350 g de zanahoria rallada.
  • 120 g de nueces troceadas.
  • 375 g de harina.
  • 1/2 cucharadita de levadura, 1/2 de bicarbonato y 1/2 de cada una de estas especias molidas: canela, nuez moscada y jengibre.

Para el glaseado:

  • 30 g de mantequilla.
  • 175 g de queso crema de untar.
  • 80 g de azúcar glass.
  • 1 cucharadita de ralladura de limón.

Modo de Preparación
1) En un cuenco, batimos el aceite, el azúcar y los huevos hasta lograr una masa espesa y cremosa.

2) Añadimos la zanahoria y las nueces, mezclamos bien con cada ingrediente, y acabamos con la harina tamizada (pasada por un colador), la levadura, el bicarbonato y las especias. Lo óptimo es que escojamos nosotros unas buenas zanahorias y las rallemos en casa, ¡la calidad de la materia prima es la clave para el éxito!, pero en su defecto podemos recurrir a la IV gama de alimentos y comprar una buena bolsa de zanahorias ya rallada.

3) Vertemos la mezcla en un molde engrasado y horneamos (en horno precalentado) a 190º durante aproximadamente 1 hora. Una vez fuera del horno dejamos reposar 10 minutos, desmoldamos y dejamos enfriar por completo.

4) Para el glaseado, mezclamos la mantequilla a temperatura ambiente con el queso crema, el azúcar y la ralladura de limón. Trabajamos bien la mezcla hasta que quede bien homogénea. Cubrimos el bizcocho. Decoramos y ¡disfrutamos!

 

 
Comentario dietético
De una tarta no podemos esperar pocas calorías, pero ésta es muy acertada si no queremos excedernos. Y, si no tenemos problemas de peso, no debemos mirar tanto a su aporte calórico, sino a sus saludables ingredientes. Un postre que apenas lleva mantequilla y en cambio muchas grasas buenas, del aceite y de las nueces. La zanahoria, muy rica en fibra, en vitaminas y en minerales, es una gran aliada de la piel por su alto contenido en betacarotenos. La harina y los huevos son ingredientes básicos muy nutritivos y el queso añade calcio para los huesos.

Si queremos restar calorías podemos utilizar una variedad de queso crema ligero y sustituir el azúcar por una cucharadita de edulcorante stevia en polvo (3 g).